jueves, 22 de agosto de 2013

Diablo 3: Reaper of Souls

Ayer Blizzard presentaba en la Gamescon 2013 la expansión de Diablo 3 que se llamará Reaper of Souls y saldrá a la venta durante 2014.

Después de saber que habían registrado este título y The Dark Below -que se supone pertenecerá a la nueva expansión de World of Warcraft- yo mantenía la esperanza de que presentasen también esta última, ya que a Mists of Pandaria no le queda "demasiado" tiempo de vida si tenemos en cuenta que su último parche de contenido está a la vuelta de la esquina... Supongo que habrá que esperar a la Blizzcon.

Pero bueno, a lo que voy. El anuncio de esta expansión no me desagrada para nada. A priori, la pinta es estupenda y las novedades y mejoras que planean implementar deberían mejorar un poquito la experiencia de juego que, como bien es sabido, no es como para ponerle un diez.



"NADIE PUEDE DETENER A LA MUERTE.
Los señores del infierno hierven de furia dentro de la Piedra Esencial Negra; sus almas claman libertad y venganza. Antes de que el artefacto fuera sellado por la eternidad, Malthael -Ángel de la Muerte- se manifestó en los reinos mortales con un terrible propósito: apropiarse de la Piedra Esencial Negra para someter y controlar su poder infernal.
Así empieza el fin de todas las cosas."


Un pequeño resumen de las características que nos han adelantado en su presentación:
  • Nueva clase: Guerrero Divino. El Paladín o Cruzado de toda la vida que muchos echaron de menos en mayo de 2012 cuando salió Diablo 3.
  • Nuevas habilidades y más rango de niveles introduciendo el contenido del Acto V.
  • Asignación manual de las características del personaje.
  • Nuevos objetos legendarios.
  • Un nuevo artesano llamado Mística que servirá para encantar objetos y modificar su apariencia.
  • Más contenido aleatorio orientado a aumentar la diversidad del juego.
Y por supuesto la cinemática que, como siempre ocurre con Blizzard y sus juegos, es espectacular.


Personalmente, he decidido no crearme grandes expectativas para no llevarme una decepción como me ocurrió con Diablo 3. Muchos años de espera, mucha histeria colectiva, rumores, fechas... Y cuando apareció el producto final no era todo oro lo que relucía. Los problemas de servidores, las pocas horas "reales" de juego, los vaivenes de Blizzard con los parches tocando el loot, los goblins y las recompensas, etc, hicieron que me encontrase con un juego, en mi opinión, inacabado.

Ahora toca esperar a seguir conociendo novedades y a ver si con esta expansión se mitiga el sabor de boca agridulce con el que gran parte de la comunidad de jugadores se quedó después del estreno de Diablo 3. 
¡La esperanza es lo último que se pierde!

martes, 13 de agosto de 2013

Skin79 - Lovely Girl BB Cream

Desde hace ya un tiempo vengo teniendo bastantes ganas de probar los cosméticos coreanos, sobre todo las BB Cream

Mi experiencia con este tipo de cremas se limita a la que en España empezó a ofrecernos Garnier y para qué voy a negarlo ¡fue nefasta! La textura, el color anaranjado a pesar de ser la de tonalidad clara, el olor, la forma que tiene de oxidarse y desprenderse de la cara, etc., fueron razones lo suficientemente decepcionantes para no volver a plantearme tener ninguna crema de este estilo, fuese de la marca que fuese. Pero claro, ¡por ahí se leen auténticas maravillas! Y el gusanillo ha seguido picando. La primera que quería haber probado era alguna de Etude House pero entre la pereza que me daba tener que pedirla y que todavía no he cambiado el chip sobre eso -está claro que no todo va a estar al alcance de la mano- he ido retrasándolo sin remedio.

El mes pasado en Arenal -una cadena de perfumerías y parafarmacias en Galicia- me fijé que tenían bastante variedad de productos de la marca Skin79 y entre ellos, varios tipos de BB Cream. Así que sin pensarlo demasiado me tiré a la piscina con la que ellos llaman Lovely Girl, por lo menos para quitarme el mono de probar alguna que no fuese a dejarme, a priori, la cara como una mandarina.

Lo primero que me llamó la atención fue lo "bonita" que era la caja tanto por dentro como por fuera.


Y después de usarla a diario durante un tiempo:

  • No tiene tonalidad específica. Al momento de aplicarla se puede ver como es bastante grisácea pero en seguida se adapta bastante bien al tono de nuestra piel. 
  • Con una sola capa se cubren bastante bien las rojeces e imperfecciones pero no unifica completamente ya que, por decirlo de alguna forma, su cobertura es bastante "flojita". Si se aplica una segunda capa ya queda prácticamente perfecta en todas las zonas pero, debido a que es jugosita y brillante, al menos a mí me resulta un poco incómoda porque se empieza a notar pesadez como si llevásemos una máscara.
  • Suelo tener bastante problema de brillos, así que nunca he podido usarla sin más y he tenido que acabar con una capita de polvos translúcidos para matificar un poco, si no ¡parecería una bombilla! Me sorprende porque en la descripción que hacen en la página web hablan de que controla los brillos y el sudor indicándola como idónea para pieles muy grasas... y no acabo de verlo demasiado claro, la verdad.
  • No tiene protector solar.
  • Se oxida con bastante facilidad y al menos a mí, nunca me ha aguantado más de unas horas de forma correcta. 
  • Tanto mis gafas de sol como de ver son de pasta. En las zonas donde la pasta roza la piel pierdes con mucha facilidad la cobertura manchando las gafas.
  • Resulta incómodo sentir continuamente el "efecto máscara".
Con todo esto y aunque me gusta, para mi son más los contras que he notado que los pros y aunque supongo que habrá gente a la que le vaya fenomenal, a mí no me ha terminado de convencer del todo, así que en cuanto la gaste no volveré a repetir con ella por mucho que pueda comprarla al ladito de casa. 

Pese a todo, me ha gustado la experiencia y me ha quitado un poco el resquemor del dinero "perdido" comprando las de Garnier en su día, así que me animaré a pedir por internet y buscar alguna otra que se adecue más a mi tipo de piel.