miércoles, 17 de julio de 2013

Comprando en Fnac.es

Inauguro el MacBook con una entradita explicando cómo fue mi primera -y única- experiencia comprando en la web de la Fnac.

Antes de nada y al hilo del post anterior, decir que Ono ha seguido enviado mensajes exactamente iguales al de la foto. Hasta ahora no hemos hecho nada ni hemos tomado ninguna decisión... pero estamos pendientes por si acaso se les ocurre cobrarnos la famosa penalización.

Bueno, a lo que voy... que me pierdo. 

Tengo que ser sincera y decir que lo he hecho prácticamente porque era la única opción y durante todo el proceso estuve totalmente acojonada, por decirlo así. Basta con echar un ojo por Google para ver que hay muchísimas opiniones negativas, que se pasan los plazos por dónde todos sabemos y que vamos, la comunicación no suele ser de lo mejor. Yo hoy voy a contar mi experiencia porque, personalmente, a mí me ha ido bastante bien.

Ya hace tiempo que había cambiar el ordenador por un MacBook Pro pero no quería los que suelen vender configurados con lo mínimo en las tiendas físicas, ya que soy de la opinión de que como no es un ordenador barato o que se vaya a cambiar a la primera de cambio, tiene que durar. Más le vale. Para comprarlo personalizado tenía dos opciones: hacerlo online en la Apple Store -financiaba Cetelem y lo dejamos de lado-, en uno de los resellers que hay en Galicia -de dos a tres semanas de espera y a tocateja- o irme al modelo básico de Retina, que tiene unas prestaciones similares a lo que buscaba, comprarlo a tocateja y directa para casa... pero que no era mi primera opción. Y ya casi estaba convencida... hasta que el jueves a medio día mirando por rutina la web de la Fnac me encontré que vendían exactamente el mismo que yo buscaba y además, con más disco duro de lo que había pensado en un primer momento ¡y solo había uno! Como tenemos la Visa Fnac desde hace tiempo y nunca ha dado ningún problema, ¡nos lanzamos a la piscina! Y a cruzar los dedos. El proceso fue algo así:

  • Se hizo la compra y a la hora de pagar, al seleccionar Visa Fnac pudimos elegir la financiación que queríamos -llamando por teléfono para terminar de concretar todo-. Como ya las conocemos de antes, lo pusimos a 10 meses sin intereses y con un 3% de comisión de apertura. Lo habitual si te pasas de tres meses.
  • Al momento el ordenador dejó de estar disponible en la web y apareció como comprado en el área de cliente. Durante todo el jueves el pedido estuvo como "Bloqueado". Se supone que cuando es una gran cantidad de dinero, usan ese estado mientras que no confirman con el banco que todo está correcto.
  • El viernes a medio día, cambió a "en proceso". Para más adelante aparecer como "a preparar".
  • El lunes por la noche apareció como "expedido" y a casa llegó -de Madrid a Santiago- ayer -martes- a medio día.
  • Se supone que la expedición era en 24 horas -eso ponía en la página web-, pero se expidió en 48. Una nimiedad en comparación con los plazos que he llegado a leer por ahí...

A favor de ellos tengo que decir que todo el proceso de financiación fue rápido y muy bien. Supongo que por tener la Visa y haber hecho la misma operación con anterioridad... además, al ser clientes de La Caixa, cuando financias hasta equis dinero ya no piden ni papeleo. Llegó todo muy bien empaquetado y en perfecto estado.

En contra: el seguimiento vía web no es demasiado preciso y cambian el estado del pedido un montón de veces para al final decirte lo mismo, que tienes que esperar. Además, nos dieron el número de seguimiento el mismo día que llegaba el paquete con lo que en realidad no sabía si el ordenador ya estaba camino de Santiago, en Madrid, si lo tenía Seur o dónde se supone que estaba. Vas un poco a ciegas.

¿Volveré a comprar? Probablemente no. Creo, sinceramente, que he tenido suerte de que llegase en un par de días. Hay demasiadas opiniones negativas y cuando el río suena... Si no llega a ser porque estaba "desesperada" y me pusieron delante exactamente lo mismo que yo estaba buscando, ni siquiera lo hubiese contemplado como opción.



Y ahora a disfrutar y a acostumbrarme... que vengo de muchos años de Windows y hay que cambiar las rutinas.